Stjernesymbol i menu


Símbolo 14
El ciclo cósmico de espiral 1

Resumen de la explicación del símbolo 14 – El ciclo cósmico de espiral 1


Todos los seres vivos forman parte de un trabajo común eterno y orgánico, que está organizado en forma de ciclo de espiral. En cada ciclo los seres experimentan un movimiento de la oscuridad o ignorancia a la luz o conciencia cósmica y amor. Y después siguen hacia nuevas experiencias de oscuridad y luz del ciclo de espiral. Cada nuevo ciclo de espiral se experimenta con una nueva variación. Cada ser vivo es un macroser, que da espacio vital y condiciones de vida a microseres de espirales subyacentes, al mismo tiempo que él mismo como microser recibe espacio vital de macroseres de espirales superpuestas.

Detalles centrales del símbolo:

  • El símbolo representa siete ciclos cósmicos de espiral.
  • El del medio, indicado con D, simboliza el ciclo en el que nos encontramos nosotros y que constituye nuestro mesocosmos.
  • Los ciclos de espiral A-C constituyen nuestro microcosmos. La espiral-C simboliza nuestros seres-órgano. La espiral-B nuestros seres-célula y la espiral-A la microvida, que se designa como sustancia o materia.
  • Los ciclos de espiral E-G constituyen nuestro macrocosmos. La espiral-E es la residencia de esferas celestes y planetas, la espiral-F contiene el Sistema Solar y la espiral-G el sistema de la Vía Láctea.
  • El ciclo de espiral continúa al infinito, tanto en el macro como en el microcosmos.


Véase también la descripción y explicación completa del símbolo 14, hecha por el propio Martinus, en La Imagen Eterna del Universo 1.