Stjernesymbol i menu


Símbolo 21
La eterna vinculación cósmica, orgánica entre Dios y el hijo de Dios

Resumen de la explicación del símbolo 21 – La eterna vinculación cósmica, orgánica entre Dios y el hijo de Dios


El símbolo muestra cómo el ser vivo y la Divinidad están orgánicamente ligados el uno al otro. En el hombre terreno la conciencia sobre esta relación orgánica pasa por diversos estadios. Al comienzo es soportada por una facultad de percibir vagamente y la consiguiente creencia en la existencia de una Divinidad. Gradualmente la creencia es sustituida por conocimiento adquirido por experiencia personal, porque la facultad de la inteligencia crece en la psique del hombre. Por esto, el hombre experimenta inicialmente de manera física o material, lo cual tiene como efecto que sólo resultados materiales se experimentan como hechos reales. De este modo el hombre se aleja tanto de la Divinidad como es posible desde el punto de vista de la conciencia. Por medio de la experimentación de la oscuridad, que es una consecuencia del materialismo y ateísmo, surge la facultad humana, que es el origen de la facultad de la intuición, que, a su vez, constituye el órgano sensorial para la experimentación cósmica.

El símbolo consta de tres partes.

La figura de la parte derecha muestra que cada ser vivo se encuentra en medio del universo o Divinidad, y que vive en una interacción eterna con Dios.

  • La figura dentro de la zona negra dentellada simboliza el ser vivo o hijo de Dios.
  • La figura fuera de la zona negra dentellada simboliza el universo o Divinidad.
  • La zona negra dentellada indica que la distancia entre Dios y el hijo de Dios eterno es eternamente la misma, indiferentemente que el hijo de Dios lo sepa o no.

La figura de la parte superior izquierda del símbolo muestra cuatro estadios de la relación entre el ser vivo y Dios. Las figuras redondas con el triángulo simbolizan el ser vivo en cada uno de estos estadios.

  • La figura más a la izquierda describe el primer presentimiento vago de un hombre primitivo de la existencia de seres superiores, espíritus o dioses.
  • La figura siguiente simboliza un ser que cree en un Dios verdadero y real.
  • La tercera figura simboliza el hombre materialista y ateo.
  • La cuarta figura simboliza el hombre acabado que experimenta a Dios con conciencia diurna.

La parte inferior izquierda del símbolo muestra la comunicación entre la zona física y la espiritual.

  • La parte inferior con los triángulos de color naranja simboliza hombres físicos de la zona física.
  • Las dos partes que están encima con triángulos amarillos simbolizan seres espirituales que están en reinos de existencia espirituales.

  • En la parte inferior hay las siguientes cinco secciones:

    • La primera sección a la izquierda muestra un ser que se dirige a otro ser en busca de ayuda. Este ser no quiere o no puede ayudar.
    • La segunda sección muestra un ser que le pide ayuda a Dios y es escuchado mediante el hecho de que otro ser físico es impulsado desde la zona espiritual a ayudarlo.  
    • La tercera sección muestra un ser con un alto estándar intelectual y espiritual, que en su creación es inspirado desde la zona espiritual sin que tenga conciencia de ello.
    • La sección cuarta muestra una comunicación con seres espirituales a través de un médium.
    • La quinta sección muestra la conexión con conciencia diurna con las zonas espirituales de un ser cósmicamente consciente.

    Véase también la descripción y explicación completa del símbolo 21, hecha por el propio Martinus, en La Imagen Eterna del Universo 2.