Stjernesymbol i menu


Símbolo 33
Los climas de pensamientos animales y humanos

Resumen de la explicación del símbolo 33 – Los climas de pensamientos animales y humanos

(Véase también el símbolo 33A – Registro del símbolo nº 33)


El hombre terreno se encuentra en el estadio de transición entre animal y hombre. Aparece con una conciencia animal en degeneración y una creciente conciencia humana. Esta transformación no tiene lugar por medio de un acto de voluntad, sino que es un asunto de maduración o evolución, del mismo modo que convertirse en un genio en música, pintura o en otras disciplinas. Poder amar al prójimo como a sí mismo es análogo a ser un genio en moral. El fundamento cósmico, orgánico soportador de la transformación del ser vivo de animal en hombre es su disposición para la simpatía con el polo masculino y el polo femenino. La relación de estos polos entre sí es la causa de la aparición del ser como ser de sexo masculino, ser de sexo femenino y ser humano. Este último tipo de ser significa el hombre acabado a imagen de Dios. La relación que los polos tienen entre sí es la causa tanto de la guerra como de la paz, y los polos son los órganos más importantes para la creación de destino del hombre. Mantienen el principio del contraste, por medio del cual existe la posibilidad de todo tipo de percepción.

Detalles centrales del símbolo:

El símbolo está dividido en tres partes principales que muestran la evolución de los climas de pensamientos desde 

  1. el reino animal en su forma más pura, estadio 21-24, (Véase el símbolo 33A)
  2. avanzando a través del reino humano inacabado, estadio 25-30, que constituye los estadios de la transformación de la humanidad terrena de animal en hombre, 
  3. y entrando arriba en el verdadero reino humano y en los mundos espirituales superiores, estadio 31-34.

La humanidad terrena actual se encuentra principalmente en el estadio 27 y 28. Aquí los hombres experimentan sus últimos desencadenamientos importantes y toscos de destino oscuro.

Las figuras verticales del símbolo, indicadas con los números 1-20, representan los distintos climas de pensamientos y manifestaciones de los seres en los distintos estadios evolutivos.  Al ritmo del transcurso de la evolución, crece cada uno de estos climas en dirección a una culminación en la conciencia del ser para, luego, decrecer de nuevo, mientras nuevos climas de pensamientos crecen en la conciencia.

  • Figura nº 1-2: El principio reencarnación o renacimiento.
  • Figura nº 3-8: Transformación polar del ser de sexo masculino (figura 3, 5 y 7) y transformación polar del ser de sexo femenino (figura 4, 6 y 8). Es decir, la evolución de los seres de sexo masculino y de los seres de sexo femenino hacia seres humanos. El color verde indica el principio masculino y el color amarillo el principio femenino. En el estadio evolutivo 28 el polo femenino del hombre y el polo masculino de la mujer comienzan a hacerse valer de manera muy acentuada.
  • Figura 9: El organismo humano físico terreno. De ser un instrumento del principio mortífero evoluciona hacia una forma más refinada y una actividad altamente intelectual.
  • Figura nº 10 El principio mortífero. El asesinato y la matanza de otros seres vivos caracteriza la forma de vida de un amplio periodo evolutivo.
  • Figura nº 11: Los pensamientos mortíferos y fomentadores de sufrimiento tras el principio mortífero. Envidia, codicia, engaño, sentimientos de venganza, sed de poder, etc.
  • Figura nº 12: Pensamientos de soberbia y ambición. Culto de uno mismo, ambición, búsqueda de honor, vanidad, esnobismo, calumnia, etc.
  • Figura nº 13: Los dolores de parto del verdadero reino humano. Los efectos de la transformación de los polos. Divorcios, enamoramientos desdichados, dramas de celos, suicidios y desviaciones sexuales. Desprecio y persecución de la bipolaridad.
  • Figura nº 14: Incipiente aparición del amor al prójimo. Evoluciona al ritmo de la bipolaridad hacia el nivel de conciencia que soporta el amor universal. Humanitarismo, mejor dar que recibir, perdón que puede disolver la guerra, el odio y la persecución.
  • Figura nº 15: Arte del reino animal. Manifiesta los ideales de los distintos estadios evolutivos, de la glorificación de la guerra y el asesinato a la alabanza del amor de apareamiento, y otros parecidos.
  • Figura nº 16: El principio religioso: De la adoración a dioses belicosos, pasando por el amor de las religiones humanas, a la ciencia del espíritu.
  • Figura nº 17: La facultad de percepción psíquica. La base de todas las formas de magia, tanto magia negra como magia blanca. En la parte superior facultades altamente psíquicas al servicio de la Providencia.
  • Figura nº 18: El gran nacimiento. El ser ha alcanzado la mentalidad perfecta y se convierte en un hombre acabado con conciencia cósmica.
  • Figura nº 19: “El intercesor, el espíritu santo”. El clima de pensamientos más elevado de la vida. El ser puede moverse libremente por los mundos espirituales.
  • Figura nº 20: Materialización y desmaterialización. El ser crea su organismo o instrumento de identidad por medio de la fuerza del pensamiento.

Las llamas de la parte superior del símbolo representan el espíritu de Dios o fuego supremo.


Véase también la descripción y explicación completa del símbolo 33, hecha por el propio Martinus, en La Imagen Eterna del Universo 3.