Stjernesymbol i menu


Símbolo 7
El principio de la unidad de vida

Resumen de la explicación del símbolo 7 – El principio de la unidad de vida


El universo es una unidad infinita, que constituye un ser que todo lo abarca, a saber, la Divinidad. La Divinidad está formada por todos los seres vivos existentes. Estos seres están organizados como vida dentro de vida. Esto quiere decir que cada ser es tanto un macroser, que da espacio vital a microseres, como un microser, que recibe espacio vital de un macroser mayor. De este modo todos los seres vivos son inalterablemente condición de vida los unos para los otros.

Detalles centrales del símbolo:

El triángulo y la zona blanca del medio simboliza el yo y su supraconciencia. La zona a su alrededor simboliza su organismo físico y su conciencia.

La repetición del símbolo con muchos tamaños menores muestra que los organismos de los seres vivos están dentro de organismos de seres vivos.
Nuestro organismo físico constituye un espacio vital para nuestros órganos, que, a su vez, constituyen espacio vital para las células, que constituyen espacio vital para microseres todavía menores, y así continuando en dirección descendente infinitamente.

Nuestro cuerpo es, del mismo modo, un microser del organismo de la Tierra, que es un microorganismo del organismo del sistema solar, que, a su vez, es un microorganismo del sistema de la Vía Láctea, y así continuando en dirección ascendente infinitamente.


Véase también la descripción y explicación completa del símbolo 7, hecha por el propio Martinus, en La Imagen Eterna del Universo 1.