Stjernesymbol i menu


Símbolo 49
Constelación microcósmica de estrellas. Mundo orgánico de átomos

Resumen de la explicación del símbolo 49 – Constelación microcósmica de estrellas. Mundo orgánico de átomos


Este símbolo muestra el principio que rige el análisis del mundo supermicrocósmico de átomos de nuestro organismo, y es el fundamento de una serie de símbolos sucesivos.

El símbolo muestra un sistema de átomos y electrones en el supermicrocosmos de nuestros organismos.

Cuando descendemos a este supermicrouniverso, vemos al átomo como un sol, y, por lo tanto, el sistema también puede ser considerado como un sol con sus correspondientes planetas. En el primer plano vemos un solo átomo con dos electrones, alrededor de los cuales se concentra el análisis. Las demás figuras muestran que aquí también se trata de un universo completo con muchos otros sistemas de átomos con sus respectivos planetas, tal como fuera, en el gran universo.

Desde el átomo hay una conexión a los dos electrones, y el átomo es, de este modo, un centro vivificante para la vida de los electrones, del mismo modo que el sol es un centro vivificante para la tierra y demás planetas. Desde el átomo o sol se manda energía de conciencia de la zona espiritual a la zona material. Lo que llamamos sustancia se forma por una relación especial entre el átomo y sus electrones. En nuestro organismo hay átomos independientes en las diversas partes del cuerpo. Hay átomos del instinto, del peso, del sentimiento, de la inteligencia, de la intuición y del recuerdo.

Ver la explicación del símbolo del propio Martinus en la edición danesa de La Imagen Eterna del Universo, volumen 5. Aquí también se pueden encontrar textos escogidos relacionados con los temas del símbolo.