Stjernesymbol i menu


Símbolo 76
El ciclo cósmico de la espiral 2. El hombre imperfecto

Resumen de la explicación del símbolo 76 – El ciclo cósmico de la espiral 2. El hombre imperfecto


Este símbolo es una continuación del símbolo con las siete espirales (símbolo n.º 14 – El ciclo cósmico de la espiral 1). Aquí, en el símbolo 76, vemos 18 espirales. Según Martinus, hay que explicar hasta 18 espirales para poder esclarecer el sistema de todo el universo. Había observado todas las 18 espirales y los principios que representan, pero no las analizó detalladamente.

El principio fundamental es que los siete tipos de espiral (del símbolo 14) se repiten una y otra vez, de modo que hay una cadena eterna de ciclos de espiral. Tras cada ciclo de siete, se empieza de nuevo con los mismos tipos de espirales, pero con otras formas de vida. Nos encontramos en medio del infinito hacia arriba en el macrocosmos y hacia abajo en el microcosmos

Cada una de las siete espirales tiene su propia indicación, que se muestra a ambos lados de las espirales/de los segmentos. Los hombres pertenecen a la séptima espiral desde arriba, que está indicada con una figura en forma de cruz. Debajo se muestra la espiral de los órganos, indicada con un aro con las figuras de 4 corazones, y encima se muestra la espiral de los planetas, indicada con la figura de una estrella. (Para los demás tipos de espirales véase el símbolo 14). Al lado de cada espiral se muestra también una casilla con puntos oscuros y una casilla clara. Estas casillas oscuras y claras simbolizan lo que Martinus denomina "la hora de la eternidad", la oscuridad y la luz.

En la figura oval del centro vemos al hombre imperfecto y las energías básicas de que está compuesto. La energía del instinto penetra la musculatura, la energía del peso el estómago, la energía del sentimiento el sistema pulmonar y cardiovascular, la energía de la inteligencia la zona del cerebro y la energía del recuerdo el esqueleto. En el hombre, la energía de la intuición sólo está, por el momento, conectada con los órganos sexuales, donde se experimenta de manera no consciente.

En el exterior de la figura oval se muestra el aura del hombre que, entre otras cosas, contiene zonas que son efectos de sus lados inacabados. Aquí se ven efectos de los excesos, que son una mezcla de energía del peso, maldad e intolerancia, también hay una mezcla de otras energías.

En el campo del sentimiento del aura se muestra una zona de color gris. Esto significa que esta parte del hombre está en barbecho. Se trata de gran parte del cerebro y de otros órganos espirituales que aún no han estado en uso, pero que están a la espera de la conciencia cósmica.

Ver la explicación del símbolo del propio Martinus en la edición danesa de La Imagen Eterna del Universo, volumen 5. Aquí también se pueden encontrar textos escogidos relacionados con los temas del símbolo.