Stjernesymbol i menu


Símbolo 11
La imagen eterna del universo, el ser vivo 2, la Divinidad eterna y los hijos de Dios eternos

Resumen de la explicación del símbolo 11 – La imagen eterna del universo, el ser vivo 2, la Divinidad eterna y los hijos de Dios eternos


El símbolo muestra el universo en su totalidad. El universo constituye un ser vivo, a saber, la Divinidad. La Divinidad aparece como un principio trino compuesto por el yo, la facultad creadora y lo creado. La Divinidad contiene todos los seres vivos, los hijos de Dios. Cada hijo de Dios constituye el mismo principio trino, y el símbolo también simboliza, por consiguiente, cada ser concreto.

La Divinidad y los hijos de Dios viven en una eterna interacción. Como los órganos creadores y de experimentación de todos los seres vivos existentes forman conjuntamente el órgano de creación y experimentación de la Divinidad, aquí se muestra como una realidad que la Divinidad está presente en todas partes, es todopoderosa, omnisapiente y ama con amor universal. El tono fundamental del universo es amor.

Detalles centrales del símbolo:

La zona blanca del centro simboliza X1 o el macroyo, y las pequeñas zonas blancas en el borde simbolizan los microyo.

  • El macroyo se muestra en forma de una estrella de seis puntas para simbolizar que su manifestación y experimentación tiene lugar por medio de seis estados de conciencia distintos, es decir, uno por cada energía básica.
  • La facultad creadora, X2, se indica con una aureola de rayos alrededor del macroyo y con los rayos y la zona violeta alrededor de los microyo al borde del símbolo.
  • Las zonas de colores entre el macroyo y los microyo simbolizan X3 o el resultado de la facultad creadora y de experimentación del yo. X3 constituye la conciencia y el organismo.
  • X3 constituye las seis zonas de existencia, indicada cada una de ellas con su color y energía. Estas zonas de existencia forman conjuntamente un ciclo cósmico de espiral: 

      rojo – instinto – el reino vegetal
      naranja – peso – el reino animal
      amarillo – sentimiento – el verdadero reino humano
      verde – inteligencia – el reino de la sabiduría
      azul – intuición – el mundo divino
      añil – recuerdo – el reino de la bienaventuranza 
  • La ubicación de la Tierra indica que el ser-Tierra forma parte del reino animal.
  • La pequeña figura en forma de estrella simboliza la conciencia cósmica e indica el comienzo del verdadero reino humano. Dentro de aproximadamente unos 3.000 años este reino humano será una realidad aquí en la Tierra. Los últimos restos de las tendencias animales o egoístas de nuestra conciencia, que hemos heredado, habrán sido, con ello, dejadas atrás.
  • Lo siguientes reinos de existencia por encima de los físicos muestran mundos todavía más superiores, en los que la vida culmina en sabiduría y amor.

Véase también la descripción y explicación completa del símbolo 11, hecha por el propio Martinus, en La Imagen Eterna del Universo 1.