El desarrollo de la Causa y del Instituto
 

La causa de Martinus
Martinus usaba la expresión "Causa" como una denominación conjunta para el interés y las distintas actividades relacionados con su trabajo científico-espiritual. La razón de esta denominación más bien neutral ha sido, sin duda, que deseaba subrayar el carácter libre de su trabajo espiritual. Para él, era importante que "La Causa" sólo sea soportada por un interés común en la ciencia del espíritu, sin ninguna forma de movimiento organizado, afiliación ni creación de una asociación.

 
Martinus con algunos amigos de la Causa. 1953

90 años, y sigue creciendo
La Causa cumplió 90 años en 2011, ya que todo empezó con la iniciación cósmica de Martinus en 1921. En los años que siguieron, creó el fundamento para la descripción de la imagen del universo científico-espiritual, cuya misión fue transmitirla al mundo.

En este período, entró en contacto con el primer pequeño grupo de interesados que lo apoyó, de modo que pudo continuar con la tarea, que ocupó toda su vida, de transmitir los análisis cósmicos al público.

Dio su primera conferencia pública en 1930, y el primer volumen de su obra principal Livets Bog se publicó en 1932. Desde entonces, la Causa ha ido creciendo apaciblemente, y hoy hay interesados en muchos países alrededor del mundo. Parte de la obra está traducida a 20 idiomas, y han surgido ha serie de diversas actividades de tipo informativo y de estudio en Dinamarca y en el extranjero. Mayor información sobre la iniciación cósmica de Martinus, el apoyo que recibió en la fase inicial y  el desarrollo posterior de la Causa en la conferencia Sobre mí mismo, mi misión y su importancia.

 
Asistentes a una conferencia en el vestíbulo del Instituto, alrededor de 1943

La oficina de Livets Bog
El primer centro de la Causa era muy modesto. Junto con su primer colaborador fijo, Erik Gernar Larsson, Martinus estableció en 1932 una pequeña oficina que recibió el nombre de "Oficina de Livets Bog". El centro estaba ubicado en un piso en Frederiksberg, en Copenhague, y cuando creció el interés por la imagen cósmica del universo a lo largo de 1930, la oficina se mudó posteriormente a un local mayor, donde también había espacio para círculos de estudio y conferencias. Conjuntamente con las actividades en Copenhague se construyó una colonia de verano para celebrar cursos en Klint, junto a Nykøbing Sjælland, a donde iban en verano muchos interesados. En 1943, Martinus se hizo cargo de la propiedad de Mariendalsvej 94-96 en Frederiksberg, Copenhague.

Martinus da una conferencia en la sala del Instituto, 1943
 

El Instituto en Mariendalsvej
La nueva propiedad se inauguró con una conferencia de Martinus el 3 de octubre de 1943. Había 400 oyentes, por lo que la conferencia tuvo que darse dos veces. Durante casi 40 años Martinus tuvo aquí su residencia y lugar de trabajo permanente, y simultáneamente creó, al igual que hoy, el marco para las tareas prácticas con la publicación de libros, redacción de la revista, conferencias y grupos de estudio etc. En 1945 el Instituto recibió el nombre oficial, que sigue usándose hoy, a saber "Instituto de la Ciencia del Espíritu de Martinus" o, en su forma más corta, "Instituto Martinus". En 1956 el Instituto fue organizado como una institución privada sin fines de lucro.

 
Imprenta del Instituto, década de 1950

El transcurso del día en el Instituto
Lo fundamental en la vida de Martinus era, naturalmente, escribir los análisis cósmicos, y este trabajo tan grande tomó la mayor parte de su tiempo. Además de dar conferencias, Martinus estaba muy a menudo ocupado junto a su máquina de escribir en el apartamento en el primer piso del Instituto, donde podía tener la tranquilidad necesaria. También se ocupaba, junto con sus colaboradores más cercanos que eran responsables de las tareas de tipo administrativo y de la imprenta, de la planificación de la vida práctica de la Causa.

"Dyrehavsbakken", alrededor de 1977. Foto Mischa Lim

A pesar de su escaso tiempo, Martinus era una persona muy acogedora y siempre mostraba una gran amabilidad hacia las muchas personas que venían a pedirle consejos sobre las difíciles cuestiones de la vida. Siempre recibía a los visitantes de Dinamarca y del extranjero que estaban interesados en los análisis.

Martinus se tomaba gustosamente alguna pausa en el exigente trabajo de escribir para participar en excursiones o reuniones en compañía de buenos amigos. Aquí siempre era el centro natural en virtud de su naturaleza humorística, interesada y amorosa hacia todo y todos.

Martinus y sus colaboradores en la escalinata del Instituto, alrededor de 1976
 
Reunión de los jueves, 1979

"La Estructura" y "las leyes" del Instituto
En sus últimos años Martinus se ocupó detalladamente de organizar la futura estructura de su causa. Se estableció que el campo de responsabilidad del Instituto con respecto a la Causa incluirá las siguientes tareas fundamentales:

  • conservar la obra completa de Martinus intacta, como salió de sus manos
  • informar sobre esta obra y
  • hacer esta obra accesible a los interesados, entre otras cosas, por medio de publicaciones, traducciones y enseñanza de una forma digna de confianza

De esta manera, Martinus deseó asegurar que en un lugar en el mundo haya esta obligación de conservar su obra y tener el derecho exclusivo de traducirla y publicarla en el mayor número posible de idiomas. El Instituto está, asimismo, obligado a informar sobre la obra y ofrecer enseñanza basada únicamente en la imagen del universo de Martinus. Simultáneamente se realiza de manera privada y voluntaria un gran trabajo de información y enseñanza a interesados alrededor del mundo. Cada cual es libre de informar sobre la imagen del universo de Martinus, mientras se respete el copyright. Esto puede tener lugar creando círculos de estudio, dando conferencias y cursos, haciendo páginas web, escribiendo artículos y libros, etc. Véase más detalladamente sobre el trabajo de información.

Hasta el fallecimiento de Martinus, los principios para el futuro trabajo del Instituto se registraron en lo que se designa como "Leyes del Instituto de la Ciencia del Espíritu de Martinus". Los interesados pueden leer aquí las leyes de 1982 (en danés) con detallados comentarios del consejo de entonces.

También se puede leer el contenido del testamento de Martinus (en danés), donde da su aprobación formal de las leyes y cede al Instituto todos los derechos. Las leyes han sido posteriormente plasmadas en los estatutos de la fundación actual, Fundación Instituto de la Ciencia del Espíritu de Martinus (texto danés).